25 diciembre, 2018

Sector Hotelero

El mantenimiento de un hotel es muy importante e implica una serie de actuaciones que hay que hacer a medida que pasa el tiempo, de forma programada, lo que se llama mantenimiento preventivo. Este tipo de mantenimiento es sumamente importante pues con él se logra un buen funcionamiento de todas las instalaciones evitando que estas se rompan y con ello perder tiempo de trabajo.

La comodidad es la base de la satisfacción de las necesidades de bienestar que busca el huésped, así como un aliciente para el trabajador del hotel que implica orden y mantenimiento de las instalaciones, lo cual constituye un factor económico y de imagen para el hotel. El avance tecnológico y los requerimientos cada vez mayores de los servicios más adecuados se traducen en necesidades de confort y satisfacción que solo se logran con la prestación de servicios limpios, ordenados, cómodos y seguros.

Nuestros contratos de mantenimiento preventivos son una garantía para el correcto funcionamiento de las instalaciones, lo que nos permite prestar servicios especializados con la flexibilidad y calidad que demandan este tipo de instalaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies